Ser papá es un privilegio y una gran responsabilidad

Don Isidoro Castro Pestaña nos platica a detalle sus experiencias y satisfacciones que le
han dejado como padre de familia.

*Don Isidoro Castro Pestaña nos platica a detalle sus experiencias y satisfacciones que le
han dejado como padre de familia.

MARTÍN CRUZ/REVISTA VOCES

Lo que más deseaba don Isidoro Castro Pestaña era tener un hogar y formar una familia; si bien, tuvo una niñez muy difícil, pero gracias al trabajo y a su entrega fue como logró salir adelante.

Relató que a la edad de los 11 años quedó en la orfandad, a partir de ahí tuvo que
esforzarse y comenzó a trabajar como ayudante de albañil haciendo mandados en lo que
era el viejo Nanchital.
“Yo deseaba tener el calor de una familia. Cuando estás solo de pequeño nadie te toma en
cuenta, no eres nada para nadie; afortunadamente al llegar a la adolescencia, gracias a
unas amistades, conseguí trabajo en Pemex y de esta manera mejoró mi situación”
expuso.

Fue a los 18 años de edad que se unió en matrimonio con quien es hoy su actual esposa,
Doña Mary, alcanzando el gran anhelo de formar un hogar y a quien luego de 53 años de
unión da las gracias por haberlo ayudado a consolidar su familia a base de amor y respeto junto a sus hijos Isidoro, Elizabeth, Liliana, Juan, Alí y sus 6 nietos.

“Tener una familia no es una tarea fácil, porque es una gran responsabilidad. Mi gran
anhelo después de ver crecer a mis hijos, para lo cual trabajé arduamente, era que se
prepararan y pudieran desarrollarse profesionalmente. Me siento satisfecho de que hayan concluido sus estudios y cuenten con la preparación para salir adelante. Por el mismo camino se encuentran mis nietos y eso me llena de orgullo” apuntó.

Señaló que como todo papá ha atravesado por momentos difíciles en la familia a causa de enfermedades o preocupaciones que se originan por diversas circunstancias.
“Todo padre quiere lo mejor para sus hijos, toda esa experiencia de mi niñez y
adolescencia se la he puesto de manifiesto a mis hijos y ahora a mis nietos; cuando uno se encauza por el buen camino llega a tener éxito” citó.

Agregó que como su mayor deseo era forma una familia y que a ésta nada le faltara, se
esforzó como trabajador de planta en Pemex y posteriormente tuvo la oportunidad de
servir a Nanchital como regidor segundo, síndico y presidente municipal por ministerio de ley.

Don Isidoro Castro comentó que en este Día del Padre, recibirá a tempranas horas las
felicitaciones de su esposa, hijos y nietos, algunos de sus hijos se encuentran fuera por
cuestión de trabajo, pero es a través de llamadas telefónicas que recibe las felicitaciones
de sus seres amados.

“Agradezco a Dios me conserve a mis 73 años de edad y 53 de matrimonio al lado de mi
esposa Mary, y sobre todo, a pesar de una niñez tan dura, haber alcanzado mis metas y
que me haya dado la dicha de ser padre y abuelo” finalizó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *